Dale Aceite de Cáñamo al Gordo de Navidad

Falta sólo una semana para la llegada de un día que esperamos todos todo el año ya que puede cambiar nuestras vidas. Hablamos del famoso 22 de diciembre, día del sorteo de la lotería de Navidad o “El Gordo de Navidad” y dos días más tarde es Nochebuena “y mañana Navidad” que se dice.

Es un día que todos esperamos con la esperanza de que nos cambie la vida para bien ya sea tapando los famosos “agujeros” o si a alguien le salen los números que pueda pensar en un retiro de la vida laboral. Sin embargo es complicado. ¿Sabíais que la posibilidad de que nos toque el Gordo es de 0,00001%? (dicho de otra manera, una posibilidad entre 100.000). En realidad es bastante complicado que nos toque algo, concretamente del 5% según el profesor de matemática aplicada en la Universidad CEU San Pablo, Miguel Córdoba Bueno. En cambio las posibilidades de recuperar el dinero son un poco mayores, pero sólo un poco. En el caso de la posibilidad de que toque el reintegro se incrementan al 9%. Así que como veis, la probabilidad de que nuestra vida cambie en una semana es bastante remota.

Pero, ¿sabéis lo que es casi 100% seguro? Que pasado el sorteo vienen las típicas reuniones familiares alrededor de una mesa: que si el tío, que si el cuñado, que si la abuela y como cada año la comida ocupará gran parte de nuestras mesas y de nuestros estómagos, lo que a su vez nos llevará al típico “En enero me apunto al gimnasio”. Es una época de excesos donde escuchamos frases como “no me irás a dejar el de la vergüenza”, “a mi sólo dos trocitos” (y te ponen cuatro) y similares que nos llevan a comer más de lo que deberíamos con algún familiar diciendo “venga, que todavía tienes que crecer” (y posiblemente hayas pasado la veintena y la treintena) o seguramente la abuela o el abuelo nos diga “aprovecha ahora que en mis tiempos…”.

Por todo esto, tanto si os toca “el Gordo” como si no y ahogáis la pena de que no os haya tocado con la familia con esas comidas copiosas, para empezar os recomendamos, que comáis menos y que comáis más sano dentro de las posibilidades que ofrecen estas fechas y las comidas típicas de las fechas. En este aspecto creemos que os podemos ayudar.

Como sabéis somos especialistas en aceite de cáñamo, y disponemos de uno apto para su consumo alimenticio. Os hablamos del Aceite de Cáñamo BIO de ANNABIS. Nuestro ACEITE de Cáñamo alimentario con certificado BIO, va genial para la cocina en frío en ensaladas o aderezos, que es una de las medidas para comer más sano que os hemos comentado. Tiene un característico sabor a nuez y es 100% aceite de la semilla de cáñamo de primer prensado en frío, por lo que conserva todas sus propiedades originales. Entre estas propiedades se encuentra un alto contenido en ácidos grasos no saturados Omega 3 y 6. Estos ácidos son conocidos por combatir el llamado “colesterol malo”. También rico en vitaminas A, B, E, C y D y minerales (magnesio, potasio, calcio y hierro) e indicado para dietas bajas en sal o para personas veganas.

Así que ya sabéis, ¡Dadle aceite de cáñamo al Gordo de Navidad!

 

Pin It on Pinterest

Share This